Trabajo remoto ante la crisis del Coronavirus

El coronavirus ha impactado muchos ámbitos entre ellos el laboral. La necesidad del trabajo remoto podría significar un cambio permanente en la forma en la que las empresas funcionan.

Las indicaciones referentes a salud relacionadas con el coronavirus están empujando a las empresas a adoptar medidas para el trabajo desde casa. Para hacerlo, son necesarios ajustes en políticas internas sobre trabajo remoto, así como asegurar las herramientas para que este sea posible. Estos ajustes recaen principalmente en dos departamentos: recursos humanos y sistemas.

Implicaciones para recursos humanos.

El rol del departamento de recursos humanos en la implementación del trabajo a distancia es establecer las políticas y sugerencias sobre cómo deberían comportarse los colaboradores. Ellos son los encargados de establecer claramente lo que se espera de cada rol dentro del nuevo sistema.

Las reglas deben ser claras y enfatizar la confianza de que el trabajo se va a entregar como si estuvieran presentes en la oficina. Estas reglas deben incluir los horarios en los que los empleados deben estar disponibles, el tipo de conexión con el que deben contar y las herramientas para hacerlo. Deben esclarecer el rol de los colaboradores: si deben permanecer conectados a alguna plataforma, la forma en la que deben asistir a reuniones y el nivel de comunicación que se espera de ellos.

Los expertos hacen hincapié en la necesidad de tener herramientas comunes entre todos los colaboradores que ayuden a la comunicación y colaboración.

Lo más importante que pueden hacer los colaboradores para crear una relación de confianza al trabajar a distancia, es mantener la comunicación con sus superiores y compañeros. Lo que podría parecer un simple mensaje como “Recibido” en realidad aleja la desconfianza hacia el trabajo. La comunicación constante es el factor clave para seguir alcanzando los objetivos de negocio.

El uso de video conferencias o video llamadas contribuyen a impulsar la interacción. Además de la participación durante la llamada, tener la experiencia de ver a otros miembros del equipo genera una sensación de acompañamiento que podría promover el trabajo en equipo.

Desafíos para el departamento de TI

La adopción de estas nuevas metodologías y herramientas no es sencilla para todos. Algunos podrían tener problemas con el ancho de banda de su casa o lugar donde estarán trabajando. O quizás configuren incorrectamente las herramientas o no cuenten con los drivers adecuados en sus equipos. Pero estos inconvenientes pueden ser resueltos por un buen equipo de TI.

La adopción del trabajo remoto es mucho más sencilla para aquellas empresas que ya cuentan con herramientas de comunicaciones unificadas. Con poco inversión de tiempo ppodrían adaptarse a los requerimientos de este nuevo esquema. Si ya se cuentan con los sistemas, protocolos y hasta implementaciones, aunque sea solo para algunos cuantos usuarios, es posible que el paso sea mucho más placentero. Los equipos de TI son los encargados de tomar decisiones sobre las herramientas que mejor se adapten y muchas veces optan por suits de comunicaciones unificadas completas para facilitar el trabajo.

Trabajo remoto después de la crisis

Los gobiernos de China, Japón y Corea del Sur han promovido, y hasta ordenado, el trabajo remoto para evitar que las personas salgan de casa y así disminuir el contagio del Coronavirus. Esto podría tener consecuencias sobre la forma en la que las empresas usan el trabajo remoto no solo durante una emergencia, si no a largo plazo.

 

Aún quedan algunas dudas por parte de las empresas y sus directivos sobre la productividad y colaboración durante el trabajo remoto. Pero estamos ante lo que podría ser una prueba obligada que impulse a las empresas a acelerar la adopción de esquemas de trabajo más flexibles y de home office que podrían instaurarse para ya no irse.

Pero todo esto no es algo nuevo. En 2016, el gobierno de Nueva Zelanda tuvo que continuar operando después de un fuerte terremoto. Su solución fue el trabajo desde casa, lo que contribuyó a que no hubiera un paro total de las actividades en oficinas gubernamentales. En otros países, el trabajo remoto se ve como una alternativa para las empresas que quieren reducir su impacto ecológico y huella de carbono.

El número de empresas que trabajan con horarios flexibles u oficinas remotas podría incrementarse como consecuencia de la situación actual del coronavirus. En México, aunque aún no contamos con un gran número de casos, es importante que las empresas comiencen a preparar sus estrategias de trabajo remoto que aseguren la continuidad de sus operaciones, y, sobre todo, permitan mantener la salud de sus colaboradores.

 

 

Nosotros te podemos ayudar a implementar herramientas de colaboración a distancia. Ponte en contacto con nosotros al 55-4161-6056 , visita nuestra página o contáctanos por chat para platicar sobre las necesidades específicas de tu negocio.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *