¿Qué harás el día en que te aprueben el presupuesto, incansablemente solicitado, para contratar un Internet de banda ancha? ¿Estás preparado para tanta dicha?  

 

Así como el dinero no crea la felicidad, la cantidad de Mbps tampoco (¡ah! pero cómo se le parece y por eso siempre queremos más). Si bien, la velocidad es uno de los parámetros a evaluar, existe uno en especial que define la calidad del servicio que vas a recibir.

El estado de la red define la calidad del servicio  

Latencia mata velocidad 

El estado de la red de tu proveedor de voz y datos es uno de los parámetros más importantes, entre otras cosas, porque disminuye la latencia, y dicen por ahí que latencia mata velocidad. Además es la clave para salvaguardar la sincronización de las operaciones en línea.

El estado de la red definirá el nivel de calidad del servicio. Muchos proveedores invirtieron en una red que, con el paso del tiempo y debido a la demanda, experimentó un crecimiento acelerado y desestructurado, que hoy en día impacta negativamente en la entrega eficiente del servicio contratado.

 

Síntomas de una mala red 

  • Caídas constantes y varios días para reestablecer el servicio. Al ser una red grande, antigua y desestructurada, la ubicación de las fallas es un proceso complejo y muy tardado. Deberás prepararte con un Internet de Backup, lo que significa dos proveedores, dos facturas, dos pagos.

 

  • Alta latencia. El mal estado de la infraestructura influye en el nivel de latencia debido a que puede ocasionar congestión de la red de extremo a extremo, cuellos de botella en los ruteadores y enlaces intermedios, etc. A pesar de tener mayor velocidad, notarás lentitud en la entrega de los paquetes de datos, lo cual se agravará en paquetes de voz.

  • Menos Mbps. Esto se debe a la sobresuscripción y está presente en proveedores que utilizan su misma red para ofrecer servicios a hogares, pequeños negocios y corporativos. Estas redes pueden tener una gran capacidad, pero al compartirla para diferentes segmentos, el ancho de banda contratado se reduce y en horas pico es peor.

 

El tema de la red es un tema de infraestructura, pero también de honestidad, porque el estado de la red define la calidad del servicio. 

Después de saber esto, ¿qué puedes hacer para seleccionar un buen proveedor?

Indaga, pregunta, confirma y selecciona al proveedor, cuya calidad en su red, te garantice redundancia, simetría, alta disponibilidad y baja latencia.